sábado, 25 de julio de 2009

Harry Potter y el Misterio del Príncipe


Lo mejor que se puede decir de este Harry Potter en Al Salir de Clase, es que es tan redomadamente simple que no hay peligro de embolicarse con la trama. Son dos horas y pico de palabrería pueril, de hormonas desatadas y de gilipolleces varias. Eso sí, argumento, emoción, nudo y desenlace, cero patatero.

Porque en Harry Potter y el Misterio del Príncipe no hay misterio ninguno. ¿Y por qué?

He de decir que no he leído el libro, principalmente porque las aventuras del niño mago dejaron de interesarme hace ya demasiado tiempo, pero tengo fe en que sea mejor que esto.




Este subproducto para adolescentes que es Harry Potter en Física o Química termina igual que empieza, bueno, para ser honestos, hay una baja que sumar al imaginario Potter, aunque rodada de tal manera fría y distante que ni pena da, mira por dónde. Pero termina igual que empieza porque en esas dos horas de comida de tarro no sucede absolutamente nada.

No digo que sea una película aburrida, aunque por momentos lo roza, digo que como película de transición... pues eso, que no pasa nada.


En Harry Potter y el Misterio del Príncipe asistimos con el interés al ralentí a las luchas femeninas por conseguir el amor de Ron -¿alguien puede creerse esto?-, observamos que la inocencia de Harry se ha ido al carajo y se ha convertido en un arrogante que se tiene bien creído lo de ser 'el elegido' y que hace y deshace lo que quiere en ese colegio, y por último, y creo que es lo importante de la trama, nos asustamos con la reunión de mortífagos, preparación para lo que será el capítulo final, rodado en dos entregas para mayor gloria de los magos del dolar.


Pero eso es todo. Harry Potter y el Misterio del Príncipe -no sé porque nos cargamos en el título lo de que el príncipe es mestizo, cosas nuestras- sigue el hilo de que Draco Malfoy ha sido reclutado por los mortífagos para acometer un delito del que sólo nos enteraremos al final, y mientras tanto nos entretienen durante horas con los líos amorosos dentro de Hogwarts y con la mala excusa de un libro de alquimia encontrado por Harry y que en su tiempo perteneció al Príncipe Mestizo.


Bien, pues este libro, de donde sale el título de este enésimo capítulo y entorno al que me suponía yo giraría la trama, no pinta un carajo en la película, no sirve más que para que Potter flipe con sus experimentos de pociones y para que al final uno de los personajes grite ¡Yo, soy el Príncipe Mestizo!, como si estuviera chalado y se asomara a la ventana de un sanatorio.

¿Mestizo por qué? ¿Y qué si es mestizo? ¿Y qué si es príncipe? ¿Príncipe de qué? ¿Por qué se deja el libro en el armario con el resto?


Total, que después de dos horas de nada, apuntamos esa baja en el diario de batalla y esperamos otro trecho hasta la siguiente pildorita de emoción/entretenimiento dentro de la magna mierda en que se han convertido desde hace rato las películas de Harry Potter.

Esperaba algo más esta película, pero Harry Potter y el Misterio de Pasión de Gavilanes se aleja por completo de los puntos interesantes de la trama, como son los horrocruxes, el misterio del Príncipe Mestizo o la congregación de mortífagos entorno a Malfoy y Voldemort, para entretenerse en relaciones absurdas que no van a ningún lado, además con un ritmo hiperlento y coñazo y rodada sin emoción maldita.


El final, el final es ridículo. ¿Hay final? Un anticlímax es un final, no me jodan, pero en este esperpento se han pasado por alto una escena que debería ser de las más potentes, en cuanto a narración y en cuanto a emotividad, de toda la saga y la han resuelto con un puñado de varitas apuntando al cielo y un fundido en negro.

No les importa emocionar, no les interesa hacer un producto memorable, se trata de terminar para envíar a las salas de proyección, recaudar y empezar con la siguiente.

1 comentarios:

Ana 12 de septiembre de 2009, 21:26  

Coincido contigo en q la película es mala, aburrida y carente de sentido narratológico. Sin embargo, el libro sí q es digno de ser leído (mejor si es en versión original, ya q la traducción al español "rompe" literalmente la historia) ya q todas esas dudas y carencias q mencionas sobre la película, están muy bien explicadas y tienen muchísimo sentido. Si tienes tiempo y ganas, te invito a q te animes y le des una oportunidad a la serie de HP porque, una vez terminado el último libro, te das cuenta de lo bien hilada q está la historia. Mucha suerte con tu blog!!!

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP