sábado, 31 de octubre de 2009

Críticas: La Huérfana


Por alguna razón, en el cine conocido como 'Película de Terror con Niño' es frecuente y hasta habitual que exista una razón paranormal o demoníaca para que ese niño o niña sea un grandísimo hijo de puta.

Espíritus, posesiones, maldiciones y hasta el propio diablo son siempre responsables de que un tierno infante se dedique a apuñalar gente, a empujarla por las escaleras o a mirarles fijamente para inducirles al suicidio.

Por eso me ha encantado La Huérfana, una película que deja de lado la más obvia de las explicaciones, la salida fácil de la posesión y el diabolismo para contar una historia sólida, casi posible, que aunque como todo cine de Terror tendrá sus lagunas, está bien escrita y pensada para causar Terror real.


La película de Jaume Collet-Serra es un correcto ejercicio de buen cine de suspense: un inicio perfecto en el que recurriendo al acertado recurso de la hija sordomuda nos presentan a cada uno de los miembros de esa familia, aparentemente feliz pero acuciados por la tristeza del bebé perdido.

Otro acierto de La Huérfana es la actuación de una colosal Vera Farmiga, auténtica columna sobre la que descanasa toda la veracidad del guión y que está espléndida, junto a la niña protagonista, Isabelle Fuhrman, con una composición tan bien dirigida que hasta en la más mínima sutileza pone los pelos de punta desde que hace aparición.


Una vez la familia reunida, aparecen también algunos bajones en la solidez de La Huérfana, y es que creo que en las reacciones de ese padre defensor de su nueva hija se han dejado buena parte de la credibilidad que pretendían darle al conjunto. Tal vez no está del todo bien dibujada la relación padre-hija para que podamos creernos ese ciego decantarse por Esther frente a su propia esposa y todas las evidencias.

Al final, cuando la maldad de La Huérfana se desata asistimos a media hora sublime, cargada de tensión, de verdaderio miedo, cuando ya el pastel se ha descubierto y el suspense contenido que conducía la película hasta entonces se convierte en una histérica lucha por la supervivencia hasta el tremeno final.


El guión de La Huérfana no da concesiones al susto fácil ni al tópico cine de Terror de los últimos años. A medio camino entre el trhiller claustrofóbico y La Profecía, La Huérfana no termina por decantarse por ninguno de los dos, con lo que gana en imprevisibilad y sorpresa.

Me gustó La Huérfana, la explicación al Terror me pareció más plausible que cualquier posesión o intervención diabólica, los actores están muy bien en general, y aunque le echo en cara que no me diera más miedo, el último tramo del metraje compensó bastante este aspecto.




Recomendable sin duda para este Halloween inundado de secuelas.

Read more...

domingo, 25 de octubre de 2009

Críticas: G.I. Joe: The Rise of Cobra


¿Cómo se puede hacer una película de tiros y guerra sin una sóla gota de sangre? ¿Cómo desaprovechar un presupuesto millonario en efectos especiales? Una vez más la respuesta es Stephen Sommers.

Lo único que deseo de quien haya pagado por ver G.I. Joe es que haya entrado en el cine por su propia voluntad y sabiendo lo que iba a ver, ya que G.I. Joe es una película concebida por y destinada al nivel intelectual de un niño de teta, con la simpleza por bandera y sin más ambición que llenar la pantalla de luces, gritos y, siempre que se pueda, escotes y tetas.


¿Hay película entre tanta música estridente y tanta pelea? No, no la hay. Sólo hay escenas de transición entre un tiroteo y el siguiente mientras el guión, pueril y estúpido como un mal chiste, hace aguas intentando profundizar en unos personajes ya de por sí caricaturescos y una trama tan enrevesada como incoherente.



En G.I. Joe la culpa es, cómo no, de las mujeres, malvadas y pérfidas con grandes ansias de poder, y una arma secreta robada a golpe de artimañas femeninas. Lo demás, tiros de un lado y de otro intentando robarla-recuperarla-robarla de nuevo-activarla-desactivarla bla, bla, bla.


G.I. Joe pretende dar seriedad a sus muñecotes abusando del flashback para presentar manidos y rechinantes conflictos humanos que no nos interesan lo más mínimo. De verdad, Sommers, si esto es lo que entiendes por caracterizar al personaje, mejor déjalo y ve directamente al grano, es decir, a las hostias.

Porque otra cosa no, pero G.I. Joe naufraga entre tanto mamporro, tiroteo y juguetito hipermoderno de diseño militar. De manera que, salvando las presencias impagables de Sienna Miller y Rachel Nichols en dura pugna por lucir mejor en traje de guerra, el resto es completamente infumable.



Por algún momento pensé que estaba viendo Terrorist Movie, o algo así, una estúpida parodia del cine de atentados y explosiones, pero no, que era en serio. G.I. Joe se ridiculiza a sí misma, patina en cada frase chulesca –en el abuso que hace de ellas-, en la cutrez de sus efectos y su diseño de producción a la altura del Street Fighter de Van Damme y una pregunta: ¿por qué Marlon Wayans repite la misma actuación que en Dragones y Mazmorras, por qué era necesario, por qué alguien se acordó de él?

Ni siquiera merece la pena decir que ver G.I. Joe es perder el tiempo, espero que el castañazo en taquilla aborte cualquier atisbo de secuela.



PD: Descarado el copieteo/homenaje a Star Wars al final, tanto en el puesto de tiro del submarino como en la pelea en el interior entre los dos encapuchados. Y la aparición de Dextro al final… Copia y pega se llama eso.

Read more...

sábado, 24 de octubre de 2009

Primera imagen -¿de verdad?- de 'El Equipo A'


Qué tufillo, mare mía, qué tufillo, qué pestazo despliega esta castaña pilonga mal parida y peor pensada que es la traslación al cine de 'El Equipo A'. Porque muy mal tiene que estar la cosa y mucha hambre han de estar pasando estas gentes de bien de Hollywood para que se les ocurra semejante memez anacrónica.

Yo no soporto El Equipo A, los odio. He crecido, me he criado, he desayunado Frostys, he merendado Nocilla, he hecho los deberes, he ido al instituto, he terminado una carrera y he echado algún que otro clavito mientras en algún canal de esta tele nuestra del demonio alguien estaba dando un episodio del maldito Equipo A.


Y cuando pensaba que el Infierno de una vez por todas se había tragado todos los capítulos y había enviado a la Tierra a sus ángeles caídos y sodomitas para ajusticiar a esa plaga de ejecutivos televisivos que no han cesado de meternos por los ojos que los planes siempre salen bien y que al negro no le gustan los aviones durante las últimas tres décadas, van y me sueltan esta peli para el inminente 2010 de la que no podremos salvarnos merced al salvaje marketing y a la promoción pandémica que va a traer consigo.

Liam Neeson más pasado y desubicado que nunca como Hannibal el del puro, Bradley Cooper como Fénix, el del traje que siempre acababa perdiendo dientes a galletazos, el loco Murdock lo va a hacer Sharlto Copley con lo que hundirá su carrera y a M.A. le pone músculos Quinton 'Rampage' Jackson y le quitan las cadenas.


Lo único bueno es que la chica va a ser Jessica Biel, que ella sabrá qué coño quiere hacer con su carrera, porque menuda racha lleva, pero al menos estos bodrios nos permiten verla.


En fin, El Equipo A, pa quien lo quiera.

Read more...

viernes, 23 de octubre de 2009

Pósters a saco de 'Legión'


Vale, colega, esta peli es la caña.

Gracias a la estupenda web Más Allá de Orión, recomendable para todo aficionado al cine, me he encontrado con esta remesa de carteles promocionales de Legión, uno para cada protagonista, que desde luego tienen muy buena pinta.

Legión es una película fantástica dirigida por Scott Stewart que trata, en breves palabras, de cómo al cielo se le terminan de hinchar las narices y se ceba con el anunciado Apocalipsis sobre la Tierra.


El altísimo decide enviar su Legión de ángeles, diríamos que para fumigar, mientras que el arcángel San Miguel desciende con sus alas XXL -no perderse las pintarras de Paul Bettany como el Hombre Ala-Delta- para proteger la vida de un recien nacido que se dice es el nuevo Jesucristo.


A continuación, contenemos las risas y vemos este trailer burraco:




Vale, una camarera pepona va a dar a luz al Mesías en una gasolinera. Bien, esto es América, y qué si combatimos a los ángeles con automáticas. Legión exhuda acción y más acción y galletazos varios por los ocho costados, además apunta miedito y esa dosis de chulería testoréica que no puede faltar en el cine de palomitas más garrulo.


Paul Bettany como San Miguel -supongo que vencerá, porque donde va triunfa- Dennis Quaid a la recortada, Doug Jones estirándose, Tyrese Gibson, Kevin Durand, Lucas Black y la preciosidad de Adrianne Palicki nos harán pasar un buen rato en enero de 2010.

Read more...

martes, 20 de octubre de 2009

Críticas: 'Trick'r Treat'. Lo mejor del año, sin duda.


Es agradable cuando una película, por más desconocida o inesperada que sea, te causa tal impresión que difícilmente te resistes a alabarla. Cuando te pasas el metraje de esa peli con la boca abierta y no eres capaz de reprimir expresiones de aprobación con cada nueva escena, quiere decir que de verdad has encontrado algo que conecta contigo, que se acerca a tus gustos y preferencias y que toca las teclas adecuadas.

Algo así me pasó con Trick'r Treat, y mira que pasa pocas veces, pero esta pieza de artesanía bien hecha se lleva la palma en cuanto a las grandes noticias de este año.




Trick'r Treat es una película coral compuesta por cuatro historias cortas que suceden en la misma noche de Halloween. Personajes y tramas se entremezclan a lo largo de esa fiesta en la que los monstruos y brujas, dementes y criaturas salen a la calle y se muestran como son al mundo.

Niños que piden golosinas de puerta a puerta, antiguas maldiciones, asesinos ocultos, aquelarres y apariciones recorren Trick'r Treat a lo largo de un guión expléndido y de una concepción visual brillante.


Trick'r Treat es una película genial, pero a la vez modesta y silenciosa, concebida para el mercado del DVD pero que através del boca a boca se está haciendo un hueco importante entre los fans del género. Terminada en 2007, ha ido rodando de festival en festival cosechando excelentes críticas, hasta ganar el Premio del Público en el Screamfest.

Caras conocidas como la ex X-Men y ahora víctima vampírica televisiva Anna Paquin, aparecen en alguna de las historietas que componen Trick'r Treat, un espectáculo redondo, muy bien planificado que hará las delicias de los amantes del Terror con unos argumentos trabajados y una ambientación primorosa.


Trick'r Treat homenajea los clásicos del Terror setentero cumpliendo a rajatabla cada uno de los clichés que el cine de sustos y refritos de hoy ha eliminado. Bosques aterradores, cementerios decrépitos, casas que crujen y ponen los pelos de punta, secretos ocultos...


Trick'r Treat lo tiene todo y además lo tiene muy bien. Divertida, aterradora y refrescante, todo un lujo en estos días en que ver cine de Terror es ver siempre lo mismo.

Oigan, ésta no hay que perdérsela.

Read more...

viernes, 16 de octubre de 2009

Tráiler de 'The Expendables'. Jornada de puertas abiertas en el geriátrico.


No es que me haga mucha ilusión, pero esta reunión de viejas glorias merece al menos una reseña. Sylvester Stallone ha conseguido juntar en The Expendables a un elenco de maduritos mamporreros cuya sola mención en la misma frase provocarán erecciones en aquellos fans del cine de repartir galletas sin ton ni son.

The Expendables, escrita y dirigida, amén de protagonizada por Stallone, reúne, ojo al dato, al propio Sly con Jason Statham, Jet Li, Dolph Lundgren, Eric Roberts, Terry Crews, Danny Trejo, Mickey Rourke, Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger, casi ná, y por un pelo no cayeron también Steven Seagal, Chuck Norris, Bud Spencer, Van Damme y Ruiz Mateos, todos expertos en sacudir collejas.


El caso es que en lugar de aprovechar la reunión para encerrarlos a todos juntos y prender fuego al recinto, Stallone decidió hacer una película. Esta:



Tampoco se iban a volver locos, The Expendables trata de un grupo de mercenarios que viajan a un país de América del Sur para derrocar al dictador de turno a base de plomo y el típico humor varonil descacharrante, en este homaje confeso a las películas de acción que poblaron los ochenta.


Se estrenará en Agosto de 2010, todavía nos queda un largo camino de pósters y promoción.

Read more...

sábado, 10 de octubre de 2009

Críticas: 'Jennifer's Body'. La estupidez en su máxima expresión.


La primera frase de Jennifer's Body resume el resto. Una de las protagonistas dice, así, con voz solemne: "el Infierno es una chica adolescente". Evidentemente no se refiere en exclusiva al par de idiotas que protagonizan la cinta, pero perfectamente podría hacerlo. Porque Jennifer's Body merece con todas las letras arder en el infierno.

La estupidez llevada a la pantalla tiene el rostro hiperbello y cabezón -¿es que nadie más que yo le ve algo raro a su cabeza?- de Megan Fox y de paso también su cerebro, porque Jennifer's Body no es simple, es absurda. Es una descarada tomadura de pelo, un soso y aburrido cagarro pseudo terrorífico que ni tiene argumento, ni tiene sentido, ni pone cachondo, ni da el más mínimo miedo.


Digo lo de poner cachondo porque tanto durante la promoción de estos últimos meses como en el transcurso de la película se fuerza un tono pícaro, pretendidamente sexy cuando no soez y ordinario, que indica que estamos ante la típica peli pajillera para adolescentes hormonados. Sin embargo, a la hora de la verdad no hay ni escena picante -un momento lésbico es todo-, ni el cacareado desnudo de Megan Fox ni sexo por ningún lado.




Si es difícil saber de qué va Jennifer's Body, más difícil es entender lo que vemos en pantalla e imposible creer que detrás de su estúpido guión esté la misma Diablo Cody que ganó el Oscar por el libreto de Juno. Quiero pensar que Cody escribió este guión hace años, cuando aún era una niñata que se comía los mocos suspierando por los New Kids on the Block, y que lo tenía guardado en un mal cajón hasta que el éxito de Juno le permitió rodar lo que le saliera de las narices. Y entonces lo rescató, para hundirse. Porque pocas veces he visto una película con frases tan ridículamente infantiles, situaciones tan insulsas y absurdas y un desarrollo tan extrañamente irracional.

¿Por qué pasa lo que pasa? ¿Por qué no hay policías? ¿Por qué no se investiga? ¿Por qué funciona un conjuro tan chapucero? ¿Por qué no busca venganza? ¿Por qué tiene poderes sólo al final? ¿Por qué los pierde al romper la cadenita? En fin, no merece el esfuerzo.


Descaradamente Jennifer's Body no es más que una excusa para aprovechar las habilidades actorales que han hecho de Megan Fox una estrella, es decir, ojitos, morritos y tetas. Aquí la niña florero interpreta a una odiosa y superficial animadora, ordinaria y puerilmente grosera hasta dar asco, y putón desorejado en horario completo -despreciable la manera en que nos cuenta que no es virgen "ni por la puerta de atrás"-, que en su único afán por pillar rabo acaba inexplicablemente secuestrada en la furgoneta de un patético grupo emo de rock.

Una paliza y un conjuro después, vuelve a la vida igual de insoportable pero además poseída por el espíritu de no se sabe quién que la obliga a matar y comer exclusivamente chicos adolescentes, no los cabrones del grupo que le han hecho eso, no, sino cualquier niñato cachondón sin venir a cuento.


Supuestamente las matanzas de Jennifer -por cierto, dos o tres, no más- deben resultar sexys o terroríficas o algo, sin embargo la película da tan poco de sí y el guión es tan malo, que además de aburrida y lenta cuando llegan las muertes éstas suceden fuera de plano, entre sombras o sólo vemos la sangre salpicada en la cara de Megan.

Eso nos lleva al final, una incoherencia que parece ideada deprisa para salir del paso y que ni siquiera tiene sentido. No hay nada que se pueda salvar de esta cinta, probablemente la peor que he visto en todo el año.


Si Jennifer's Body al menos supiera hacer bien lo único que le importa, quiero decir, si por lo menos Megan Fox saliera buenorra... Pero no, no consigo entender por qué esta chica se ha prestado a esto. Sale más bien fea en la mayoría de los planos, pringada de sangre, apaleada o similar, en los planos cortos es imposible no fijarse en su mapa de acné a pesar de las seis capas de pintura, y en los planos de cuerpo entero queda evidente que además de pecho y cara la Fox no empata con nadie en cuestión de curvas, culo o piernas.


Las pocas veces que sale buenorra lo hace la mitad de como la vemos por ejemplo en cualquiera de sus Transformers o en sus sesiones de fotos, que en mi opinión es de donde no debería moverse.

Así que encima eso. Jennifer's Body es una película mala, málísima, estúpida hasta el insulto, sorprendentemente aburrida, que ni hace reír ni da maldito miedo y que ni siquiera aprovecha lo único que tiene.

Read more...

Llega el Tráiler insultante de 'Toy Story 3'. Perpetuando el estereotipo.


Una vez más los americanos hacen gala de su estrechez de miras, de su ignorancia y de su abrumadora confusión cultural en cuanto a todo lo referente a lo hispano. Ya podemos entrar en el siglo XXII o fundar una colonia en Júpiter que ellos sólo nos identificarán con la España de la pandereta, los toros y el pasodoble.

Indignante es lo que me ha parecido este tráiler y, por ende, la trama que va a desarrollar Toy Story 3. Una película en la que los juguetes son cedidos a una guardería y por accidente Buzz es reseteado, con el resultado de que se le active el programa "spanish", que funciona de esta manera:




No soy fan de Toy Story más allá de que la primera me hizo gracia, la segunda me pareció más de lo mismo, y sólo alabo el apartado técnico y lo que como piedra angular del cine de animación por ordenador debo reconocerle. De esta tercera parte, que me parece más un modo de homenaje o conmemoración del éxito y la importancia de la primera, no sólo opino que era innecesaria y más pasada de moda que hacer una secuela de Verano Azul, sino que además me ha ofendido.

Cien millones de trillones de entradas va a vender Toy Story 3 en todo el planeta, cien millones de trillones de jóvenes en el mundo que crecerán pensando que nuestro líder es Antonio Banderas y que bailamos flamenco a la menor ocasión.


No hace mucho una gran amiga viajó a Estados Unidos por motivos de trabajo y lo que le preguntaban allí era si ella era mejicana, porque claro, le decían, Spain and Mexico are the same.

Así que seguimos siendo un país que no saben colocar si entre Panamá y Guatemala y cuya cultura no sólo desconocen sino que dan por asumida y no necesitan actualizar. Cojonudo. Y mientras nos reímos de sus películas.

¿Alguien no se muere de ganas por ver a Buzz Lightyear bailando sevillanas?

Read more...

miércoles, 7 de octubre de 2009

Críticas: 'Pagafantas'. El que esté libre de pecado...


Buena hartada de reír que me he metido con Pagafantas. Escenas cotidianas, momentos reales vividos u oídos mil veces en mil vidas diferentes. La simpleza del ser masculino retratada con la puntería más certera desde el punto de vista de unos tipos con buen ojo para captarla y que además son expertos en hacer reír.

Un puñado de caras conocidas, entre fenómenos de Vaya semanita o Muchachada Nui, dan forma a esta comedia cruel y despiadada, Pagafantas, un retrato tan ajustado como humillante del que no nos escapamos ninguno.




Y es que quien más y quien menos -afortunados- hemos tenido la desdicha de pasar alguna vez por ese trago del "te quiero pero sólo como amigo".

Chema -un espléndido Gorka Otxoa- acaba de romper con su novia y lucha con todos sus medios, escasitos, por rehacer su vida y capturar alguna nueva presa. Capturar es la palabra exacta para lo que intenta este chico, saliendo todas las noches en busca de lo que caiga.



La suerte, ni buena ni mala, pondrá en su camino un vertedero de basura con sorpresa dentro, en concreto una guapísima argentina divertida, sexy y que por algún motivo le da la sensación, completamente errónea por otro lado, de ser alcanzable. Así Chema descubre la esencia misma del Pagafantas: colado hasta el tuétano por su nueva amiga pasará por todo tipo de tragos y desilusiones mientras mantiene al ralentí la esperanza de conseguir algo más que un abrazo de "colegas". Y es que algún día...


Las situaciones desternillantes por las que pasa este icono Pagafantas tienen tanta gracia no sólo por el buen hacer de Gorka Otxoa y de un guión clavado al dedillo, sino porque los creadores de Pagafantas han sabido captar y han tenido la buena mano de acertar con los lugares más comunes, los momentos más clave de la triste vida del apenao, del fracasado que acompaña cual borrego a su doncella aún sabiendo en lo más hondo que jamás conseguirán llevársela a la cama.


Los secundarios lo bordan, pero quiero acordarme de ese 'Yoda Pagafantas' que interpreta Óscar Ladoire, que literalmente se come la película. Y tampoco olvidaré a la chica, Sabrina Garciarena, que sin sudar borda el papel de niña perfecta, de sueño dorado y a la vez zorra superficial a la que amar, primero, y clavar una estaca en el pecho después.


Insisto, un guión milimetrado y un acierto en la interpretación de Gorka Otxoa consiguen que esta comedia sea por un lado sencilla, amable e inteligente, y por otro tenga una carga infernal de mala leche y no sólo meta el dedo en la llaga, sino que lo retuerza, apriete, se ensañe y nos haga mirar con pesar lo estúpidos y simples que somos los tíos.

Me he hartado de reír con Pagafantas, pero claro, porque a mí no me ha pasado nunca...

Read more...

Beyoncé Knowles será 'Wonderwoman'.


Lo primero que me ha sucedido al leer esta noticia es que mis párpados se me enrollaran por dentro como las persianas de los dibujos animados. Nunca había abierto yo tanto los ojos.

Beyoncé va hacer el papel de Wonderwoman en la película sobre el personaje que se va a empezar a rodar a mediados de 2010 para estrenarse al año siguiente. Sí, suena raro pero así es. Parece que la cantante quiere hacer carrera también en el cine y después de la tercera parte de Austin Powers y de la reciente Obsesionada sigue eligiendo sus proyectos con tiralíneas.

El hecho de que el parecido entre Beyoncé y Wonderwoman sea el mismo que entre un culo y una castaña no me preocupa, supongo que al estudio no le sirve como referente el sopapo que se llevó no hace tanto Halle Berry con Catwoman -y eso que ésta sí era actriz-, por eso no voy a entrar en valorar el cambio de raza del cómic al cine.

Es algo lógico, teniendo en cuenta que en la época en la que fueron creados la mayor parte de los superhéroes y superheroínas lo último que le s entraba en la cabeza a los guionistas era que su estrella pudiera ser de raza negra. Por eso hay tan pocos, y no veo mal que esta cuestión se revise en las adaptaciones modernas.


Lo que me choca y me deja con los ojos en estado pantalla plana es que habiendo tantas actrices con aptitudes para enfundarse el traje tricolor de Wonderwoman y casi calcar el personaje original -con lo que de entrada nos ahorrábamos un trecho en cuanto a la fidelidad de la adaptación-, hayan optado por una mujer que, siendo la bomba físicamente, ni pega ni encaja ni se parece ni actúa un pimiento. Empiezo a pensar que la única motivación para elegir a Beyoncé es precisamente levantar polémica y que se hable de Wonderwoman desde antes de empezar a hacerla.

Los experimentos con gaseosa, les hubiera dicho yo si supiera traducirlo al yanky, y sin dejar de lado a Jessica Biel, Sandra Bullock, Katie Holmes, Megan Fox y otras tantas, yo me hubiera quedado con Kate Beckinsale.


La Catwoman de Halle Berry no fue un fracaso porque su protagonista fuera afroamericana, ni mucho menos, sino porque era una película mal pensada, mal parida y mal hecha, pero Wonderwoman se la va a pegar porque además de no basarse en un cómic precisamente atrayente, su protagonista no sabe actuar y la dirige John Moore, el cabestro que firmó Max Payne en 2007.


Sí, las referencias no pueden ser mejores. Qué pena de desperdicio. Ya estarán atentos un par de años después por si no funciona rehacerla, así tienen un dos por uno.

Read more...

martes, 6 de octubre de 2009

Nuevo Tráiler de 'Shutter Island'


Lo último de Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese está tomando cada vez mejor aspecto. A todas las alabanzas surgidas en su momento entorno a si ésta era o no la mejor de las películas recientes del autor de Casino o Infiltrados, se une ahora, después de un parón promocional inmenso, este tráiler que nos vuelve a poner los dientes largos.




La productora ha retrasado el estreno de Shutter Island en un intento por llegar fresca a la carrera de los próximos Óscar, vamos a ver qué tal les sale, porque los listos con cerebro que piensan en estas cosas ya están vaticinando estatuillas para los dos, actor y director.


Recordemos que Shutter Island es una incursión de más o menos explícita de Scorsese en el cine de Terror, algo así como una historia policiaca con tintes paranormales y bastante oscuridad que por lo que dicen mola un huevo.

DiCaprio interpreta al agente especial Teddy Daniels, enviado a la isla de Shutter junto a su compañero, Mark Ruffalo, para investigar la fuga de una peligrosa asesina de la institución mental para criminales ‘Ashecliffe’.


La veremos en febrero de 2010 y promete ser una de las grandes de la temporada preÓscar.

Read more...

Tráiler final de 'Spanish Movie'


Como somos así Spanish Movie será el pelotazo del cine español, la película más vista en 2009, se colará en nuestras casas, hablaremos de ella y nos sabremos sus escenas más tronchantes, sobretodo las de Leslie Nielsen, y esperaremos las secuelas.



Como somos así, el cine español no aportará nada más apetecible que esto -demos un voto de confianza a Ágora- y por lo tanto Spanish Movie será lo único nacional que nos interese un poco ver, aunque sea porque promete unas risas.

Como somos así, la única película española que verá algún euro en taquilla este año será una que calca los esquemas de las típicas chorradas veraniegas americanas, eso sí, supongo que cargadas del gracejo cañí que nos identifica: caca, culo y tetas.


Ojalá me equivoque y de la participación de los chicos de Muchachada Nui salga algo menos casposo de lo que estamos acostumbrados, pero desde luego, no creo que el blockbuster nacional de la temporada invite a presumir de la calidad del cine español.


Se estrenará el 4 de diciembre.

Read more...

domingo, 4 de octubre de 2009

Críticas: 'Malditos Bastardos'. Tarantino, eres un plasta.


Cada vez que veo una nueva película de este supuesto genio, enfant terrible, me pregunto si la adoración que tengo por Reservoir Dogs o Pulp Fiction no será producto de unas fiebres.

Después de atravesar la agonía sanguinaria y sin sentido de ambas partes de Kill Bill -en especial la segunda- y de dormirme una y otra vez con esa zurraspa llamada Death Proof, me presentaba ante los Bastardos sin Gloria -gracias a los dobladores de títulos tenemos una nueva lección: maldito es lo mismo que sin gloria- con la esperanza de un resurgir tarantiniano, o por lo menos de entretenerme un rato.

Mi primera sorpresa, la peli pasa de las dos horas y media. La segunda sorpresa, una escena inicial, algo alargada, pero excelente. No hubo más sorpresas.

No hubo más sorpresas porque a partir de la presentación del grupo de animales capitaneados por Brad Pitt, y que por cierto no pintan un carajo en la película, Malditos Bastardos se convierte en una mezcla dolorosa entre lo peor de Kill Bill y su violencia exagerada y lo todavía peor de Death Proof, con su fetichismo de garrafón y sus diálogos absurdamente largos y lentos.


No me molestaron los diálogos de Tarantino en sus películas principales, ni siquiera en los guiones escritos para colegas como Robert Rodríguez en Desperado, Abierto hasta el amanecer o Four Rooms, pero cuando sus escenas cargadas de palabrería dejan de tener gracia, de ser brillantes o descaradamente no llevan a nada y sólo sirven para rellenar metraje, me harta.

Y con Malditos Bastardos he acabado muy harto de Tarantino.





Si los hombres de Raine (Pitt) tienen que llegar de un punto A al B no necesito saber por cuántas puertas pasan, cuántos escalones tienen que subir o cuántas habitaciones les separan de su objetivo, igual que tampoco necesito recrearme en un cuenco con nata, en un juego de cartas o en una charla sobre cine, por poner sólo cuatro ejemplos de los muchísimos minutos gratuítos que hiperestiran Malditos Bastardos.


La manera de rodar de Tarantino en los últimos años responde al empecinamiento, a la insistencia. Cuando ya ha explicado algo, cuando ya ha quedado claro, él sigue reiterando los mismos planos, alargando las escenas y estirando los diálogos sin ninguna necesidad, ralentizando el ritmo narrativo hasta algún punto intermedio entre el aburrimiento y la impaciencia, mientras esperamos que de una santa vez pase algo.

Lo que sucede, y lo que explica que en USA se hagan pajas mentales con él o que aquí se le siga haciendo caso, es que cuando en las pelis de Tarantino pasa algo lo que pasa es excepcional, brutal y rabiosamente divertido.

Porque Inglourious Bastards para colmo contiene grandísimos aciertos, no pocas escenas impresionantes y algunas grandes actuaciones como la de ese odioso oficial nazi interpretado por Christoph Waltz y que con toda justicia se llevó la Palma de Oro al Mejor Actor en Cannes, o las interpretaciones de las dos chicas de la cinta, en especial Diane Kruger -mira que la tenía manía desde Troya-, pero también la sorpresa de Mélanie Laurent, a la que no conocía.



Para Pitt y su grupo de amigos la peli es un cachondeo continuo, apenas salen veinte minutos y además de algunas líneas de guión de esas que quedan en el vocabulario colectivo -"Diga aufbidersen a sus huevos nazis"- y de la escena en italiano en el salón del cine, los bastardos dan para bastante poco.

Del resto me olvidaré en unas horas, incluso de ese final tronchante en el que Tarantino se pasa la Historia del siglo XX por el forro y que es de lo poco que me hizo gracia.


Supuestamente vamos a ver cómo un grupo militar americano, una milicia, una guerrilla, recibe la misión de infiltrarse en territorio nazi en la Francia ocupada para eliminar sin piedad a todo soldado alemán que se echen a la cara. Vale, pues eso no es Malditos Bastardos. La verdadera película trata de una joven francesa judia y sus planes de venganza, pues a ella es a la que dedica Tarantino su guión y el peso de la película.

La parte de Pitt es la parte divertida, la parte con chicha y la que uno tiene ganas de ver, para eso tanto cartel y tanta promoción en ese sentido, pero nada, el teniente Aldo Raine y los suyos sólo son personajes accesorios y su trama totalmente desaprovechada para acabar viendo la misma película que otras veces: alguien que planea atentar contra Hitler.

Despojado de la película a la que iba a ver, la de los soldados crueles y su caza de nazis, cuento Malditos Bastardos como una peli de la que esperaba más y que me ha supuesto un largo y tedioso aburrimiento que me ha robado una tarde de domingo. Cuatro escenas de acción mal contadas y mucha palabrería. Otra vez.

Lo dicho, Malditos Bastardos desde luego no es Death Proof, pero Tarantino, hay que ver qué coñazo eres.

Read more...

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP