miércoles, 8 de abril de 2009

Un lujo: Las míticas plantillas Disney


No es ningún secreto que la animación tradicional vive -o vivía- de miles de toneladas de papel, de diseños caros y costosos demasiado caros y demasiado costosos para utilizarlos sólo una vez y llenar después los cubos de basura con ellos. Lo habíamos visto una y mil veces, sobretodo en la animación japonesa, pero no os perdáis este video de Disney y descubriréis muchas cosas.

Alucinante.




¿No es impresionante?

Recuerdo que en Oliver y Benji los campos de fútbol medían trescientos metros y que los recorrían de arriba a abajo un par de veces en cada capítulo. Yo pensaba que era por darle emoción, pero leches, era por ahorrar papel.

En los Caballeros del Zodiaco pueden pasar minutos enteros mientras imágenes fijas se deslizan por la pantalla entre una música melosa y mientras oímos los pensamientos del protagonista.

Pero lo que no había captado yo todavía en ninguna otra factoria de animación era "la magia de Disney", es decir, copiar con todos los santísimos cojones una secuencia entera, qué una, ¡montones! Y convertir así a Baloo en Little John, Mowgly en Taron o a Lady Marian en Balncanieves.


Impresionante.

Y lo más fascinante es saberlo hacer durante años sin que esas películas "calcadas" sean criticadas o cuestionadas por aprovecharse de los patrones gráficos de otras.

Ahora que la animación tradicional se va quedando atrás o arrinconada en la vena artesanal de maestros orientales como Hayao Miyazaki, ahora que Pixar se come Disney y jamás volveremos a ver Mickey Mouse dibujado a mano, es una delicia echar la vista atrás y comprobar de qué manera tan sencilla y tan entrañable nos hacían soñar de pequeños.

2 comentarios:

Viajera 13 de abril de 2009, 17:12  

muy buen post, miguelotex :)

Anónimo,  30 de agosto de 2010, 21:12  

El video ha sido borrado. No podrás ponerlo de nuevo? o decidme el nombre del video. gracias! saludos!

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP