jueves, 15 de julio de 2010

Críticas: The Crazies.


Hoy en día, tal y como está el cine, hablar bien de una película resulta más complicado que ponerla a caer de un burro. Parece que si una peli te ha gustado debes justificar los cómos y por qués más aún que si te ha parecido un cagarro. Eso me pasa al sentarme a hablar de The Crazies, tengo la sensación de necesitar casi pedir perdón por recomendarla.

The Crazies es un remake de una antigua película de George Romero que como no he visto no puedo comparar. Así que me centro en lo que he visto y expongo lo que me parece. Y The Crazies no sólo me ha parecido digna y bien hecha -sin ser un desfase en cuanto a perfección narrativa, pero bueno- sino que además me ha satisfecho mucho más que cualquiera de "las de Terror" que haya visto últimamente.




Es una película curiosa esta The Crazies, cinta que, según avanzaba, me iba dando la sensación de tomar prestadas no pocas referencias, casi todas acertadas, y que hasta en el tratamiento de los topicos (topicazos, algunos) y casualidades, por lo visto inevitables, típicas de los guiones de Terror del Hollywood actual, me parece que aprueba con nota.

The Crazies es una más de esas películas de la América profunda, la del pueblo de palurdos, pequeño, cerrado y simple, dónde todo se desmadra de repente. Su primera parte tiene un toque Tiburón que me ha encantado, con ese policía intentando contener una amenaza súbita en contra de las autoridades locales. También se mueve por El Pueblo de los Malditos, La Niebla y tantas otras. Tiene ramalazos de Stephen King y sus novelas más locales. Y un importante zumbido a cine Zombi que no termina ni de arrancar ni de desvanecerse, lo cuál también me ha convencido.



Porque The Crazies se acerca más a 28 días después que a El Amanecer de los Muertos Vivientes, por ejemplo. La infección está mejor justificada, tratada de un modo que hasta parece serio y los enfermos no se comportan como bestias inmundas de la noche a la mañana.

En este sentido la amenaza de The Crazies me ha sonado a mucho más real que en otras ocasiones, tal vez sean cosas mías. Y a ello a contribuído no sólo un muy buen guión -con sus lagunas, qué le vamos a hacer, casualidades "atajo" para no complicarse la vida a la hora de conseguir un susto o evitarlo, y alguna cagadilla, pero pasable-, sino que me ha gustado especialmente el diseño de los tres personajes principales.


Radha Mitchell, reina del Terror reciente desde aquella aparición reveladora en Pitch Black o en la más reciente Silent Hill, no tiene tanto peso en la historia finalmente como apuntaba al principio, y es una pena. Y es que el meollo de The Crazies lo desmadejan los dos policías. Timothy Olyphant, al que no tengo demasiado afecto pero que en este caso debo alabar su perfecta integración con el personaje del sheriff. Y el joven Joe Anderson, que tanto sirve para caer bien como para parecer un gili integral y hasta dar miedo. Muy bien los tres.


En definitiva, The Crazies me ha gustado. Me ha hecho saltar un par de veces y tiene varias escenas de puro Terror muy destacables. Pero por encima de todo, me ha parecido tan respetuosa con el género y el público -nada fácil por lo que vemos hoy en día- que me he animado a perdonarle algunas piruetas en el guión que podían haberse ahorrado, o trabajar un poco más, sobretodo en el tramo final.

Un final, por cierto, un irónico desenlace que podría encajar en cualquiera de mis relatos. Jeje.

2 comentarios:

CandeLa 23 de enero de 2011, 15:47  

es malísima. ni siquiera se podria clasificar como 'de terror'

Salt 25 de mayo de 2012, 18:50  

Pues a mí me ha gustado también. No me parece buenisima, que cosa tan maravillosa XD pero tampoco están mala. Sirve para entretenerte un rato sin salir decepcionado de tu tiempo invertido.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP